10 noviembre 2006 Noticias

Según informa la Guardia Urbana, la persona pudo haberse caído al vacío mientras dormía en lo alto de la estatua, a unos 6 metros de altura.

Los seres humanos, aunque en la escala evolutiva provengamos de los monos, no tenemos, aún, tal complejo como para subir y ser capaces de dormir sin evitar una desgracia. No dormimos todo el tiempo en la misma posición, por lo que al movernos, podríamos terminar como esta persona.

Cuidado al elegir un sitio para dormir la próxima noche si lo haces fuera de la cama, asegúrate de estar a ras de suelo o a pocos centímetros. Estás avisado.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *