15 octubre 2016 Cultura

MIBA1

Lo original siempre es lo que más nos gusta. Los grandes inventos que nos han hecho avanzar pero también esas pequeñitas cosas que ayudan a que mejoren nuestras vidas cotidianas, son cosas curiosas que nos gusta conocer. Vamos, que nos parecen interesantes incluso los que conseguimos comprender para qué sirven y cómo se le ha podido ocurrir a sus inventores e ideadores semejantes aparatos.

Así que el Museu d’Invents i Idees es una de las paradas indispensables en cualquier ruta “curiosa” por Barcelona. Se encuentra ubicado en Carrer de la Ciutat, 7, en pleno centro de Barcelona y se accede desde la Plaça de Sant Jaume, donde se levanta el Palau de la Generalitat de Catalunya. Este pequeño museo tiene entre sus colecciones una cantidad de impresionante de inventos que forman parte de nuestra vida y a los que no les prestamos la debida atención.

museu-d-Idees-i-invents-600x400

Pasear por este espacio es sumergirse por la creatividad de cientos de personas que han aportado su granito de arena para el avance de la sociedad. En la exposición Sociedad Ilimitada se pueden ver muchos de estos elementos, inventos e ideas que están a nuestro alrededor. La zona dedicada a los inventos que buscan soluciones a problemas cotidianos dándoles una vuelta recibe el nombre de Reflexionarium y los inventos que no tienen la más mínima lógica y no han pasado la criba de la utilidad se guardan en el Espacio Absurdo.

Los inventos, las ideas y la creatividad tienen su espacio en este original museo¿Te parece poco? Pues no te creas que es esto solo lo que se puede encontrar en este Museu d’Invents i Idees. La entrada está presidida por una báscula que permite que nos pesemos y comprobemos qué famoso tiene nuestro mismo peso. Una curiosidad que se desvela nada más entrar al museo. Los niños tienen espacios donde pueden desarrollar su creatividad y si quieren bajar al piso de abajo pueden hacerlo por las escaleras… o por el tobogán que hay entre ambos pisos. Y ojo, que los mayores también podemos hacerlo, así que no hay excusa.

El MIBA también tiene espacios y actividades para niños y adultos, para arrancarles esa creatividad que tenemos todos y que puede aflorar en cualquier momento. La entrada cuesta 8 euros y permite descubrir todas estas sorprendentes ideas que surgen y que permanecen para mejorar nuestro día a día. Hay entradas reducidas para determinados grupos y se puede pasar un buen rato disfrutando de estos inventos, justo, en el centro histórico de Barcelona.

Página Oficial | MIBA

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *