21 febrero 2007 La Ciudad

Unos cuantos okupas de la parada de Metro Mercat Nou de la Línea 1 han bautizado su nuevo hogar como Can Vies, y ayer colgaban una pancarta en la puerta de acceso a la estación de Metro, en una acción de protesta por la demanda de desalojo interpuesta por la TMB(Transports Metropolitans de Barcelona) el pasado 12 de Mayo para recuperar este edificio de Sants, okupado desde hace casi diez años.

casa Vies

También se dedicaron a recorrer todas las paradas de la Línea 1 y colocar pegatinas sobre el nombre de Mecat Nou en las 30 paradas de esta línea.

Los okupas denuncian que lo que pretende la compañía es, según ellos, especular con el solar y construir una promoción de pisos de lujo. El colectivo aseguró que Can Vies es perfectamente salvable. La finca se construyó en 1879 y alojó diversas asociaciones de trabajadores del metropolitano hasta los años ochenta.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • No han sido casi 10 años, el CSA Can Vies cumple en escasos meses 14 años, no empecéis ya con la guerra de cifras.

    Por otro lado, el tema de la especulación en los barrios de Barcelona es no menos que preocupante, véanse ejemplos como el ya emblemático y mítico Cine Princesa que tras realizar actividades fue desalojado para pasar a estar años y años siendo un simple solar sin vida u otros como el Centro Social Okupado El Tajo en La bordeta desalojado hace 7 años o la silenciosa plaza que después de seis años de obras y chanchullos levanta donde estaba el Centro Social Okupado y Autogestionado Hamsa.

    En una realidad dicotómica, binaria y heteronormativizada donde el civismo aliena a lxs individuxs reduciendo sus vidas a una absurda lógica de mercado, consideramos la recuperación de espacios dejados y abandonados y su rehabilitación una herramienta de resistencia y creación. Creemos que el asamblearismo horizontal, el trabajo constante en talleres, charlas, conciertos, difusión de libros etc… pueden ser un arma muy potente contra su estructura. Si ellxs fomentan la Barcelona del turismo y el post-moderno, de locales de diseño, de especulación defendida a porrazos y de la injusticia social institucionalizada a golpe de hormigón y talonario, nosotrxs nos negamos a dejar de Vivir porque queremos una vida sin adictivos y sin colorantes.

    Detrás del espectáculo cotidiano se encuentra la realidad del conflicto
    Seguiremos pre-okupando
    Nunca desalojarán nuestras conciencias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *