17 agosto 2017 La Ciudad

Rambles barcelona

Esta tarde del 17 de agosto la hemos vivido con nervios, miedo y mucha tensión. Algo antes de las seis de la tarde una furgoneta circulaba a alta velocidad por la zona central de la Rambla, atropellando a su paso a varios peatones. La gente se ha ido apartando y refugiándose en bares y comercios de la zona, incluyendo el Mercat de la Boquería, que se encuentra en la zona del suceso. Con el paso de las horas, hemos sabido que se trata de un atentado terrorista similar al que se ha producido en otras ciudades europeas.

A estas horas, las 20:30 de la tarde, el caos todavía es muy importante y no se conocen muchos datos oficiales. De todas maneras, en este artículo no queremos centrarnos en esos datos, que serán ofrecidos por los medios diarios y de información general. Queremos ofrecerte algunos consejos y claves para sobrellevar bien esta terrible situación.

Haz caso a las autoridades

Sobre todo, evita acercarte a la zona del siniestro. Aunque han pasado varias horas, la policía está trabajando en ese lugar. La presencia de curiosos entorpecerá la labor de las fuerzas de seguridad, que están haciendo su trabajo para que no hayan más problemas. Si estás en alguno de los establecimientos de la zona, te habrán hecho quedarte allí. Será la policía quien determine cuándo puedes salir y en qué dirección debes de ir. Sobre todo obedece a lo que digan, porque hay protocolos de actuación y si todo se realiza de la manera en que dicen, todo irá rápido y bien. Si tienes curiosidad, mira la televisión o escucha la radio. Pero no vayas hasta la Rambla, porque hay gente trabajando en la zona.

Evita los rumores

Las redes sociales están llenas de mensajes sobre el atentado. No hay que hacer caso de esos mensajes. Muchos son bienintencionados, pero pueden causar confusión. Se ha hablado de la presencia de hombres armados atrincherados en restaurantes, cosa que se ha demostrado falsa. Se ha creado una serie de mensajes en estas redes que no ayudan a las fuerzas de seguridad, así que, primero, no hay que crearlos y después, hay que cortar las cadenas, evitando que se propaguen.

No hagas ni compartas fotos ni vídeos del atentado

Para comenzar, es muy desagradable y no aporta nada. Solo crean morbo y no ayudan a nada. Además, en cualquiera de esas grabaciones y vídeos puede aparecer un herido y su familia puede enterarse de esta desagradable manera. Además, se ha establecido un protocolo de actuación y un dispositivo policial. Si se hace público este, no estamos ayudando, sino haciendo que su trabajo, que es el de coger a los responsables, puede verse entorpecido. Dejémosles trabajar, que saben lo que hacen.

No provoques discusiones en redes sociales

Tras algo así, es normal sentirse enfadado y los nervios pueden hacer que perdamos los papeles. Evita enzarzarte en discusiones en las redes sociales. Estas son capaces de sacar lo mejor de las personas, pero también lo peor. No contestes a tuits que buscan encrespar los ánimos y déjalo para otro momento. Ante todo, calma. Y recuerda, la información que se está gestionando en estos momentos es muy delicada. Ni los usuarios de redes sociales ni la prensa tienen nada más que información parcial y posiblemente, inexacta. Solo haz caso de medios contrastados y fuentes oficiales. La información la gestiona la policía y es para coger a los responsables.

Teléfono de emergencia

La Generalitat de Cataluña ha habilitado un teléfono de emergencias, para que quien quiera recibir información sobre alguien y no puede contactar con ellos, pueda contactar con ellos. Este es el 93 214 21 24, donde se puede llamar para recibir esta información. Y hay que recordar algo importante. Ante todo, calma.

No podemos acabar este artículo sin hacer llegar a todos los barceloneses, los que viven en la ciudad y los que la visitan, un enorme abrazo de ánimo y solidaridad.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *