16 junio 2011 La Ciudad

Como cada año por estas fechas, se ha dado luz verde a la puesta en marcha del dispositivo veraniego, que incluye la incorporación de 210 nuevos agentes de la Guardia Urbana que acaban este mes el curso en el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña y el refuerzo de servicios de limpieza y recogida de residuos.

En este dispositivo también se incluye la décimo primera edición de la campaña “En Barcelona, baja el volumen“, para luchar contra el ruido que generan las terrazas y el aumento de las salidas nocturnas de ocio, tanto de los turistas como de los propios ciudadanos. Igualmente a partir de ayer se ha lanzado una ofensiva contra la venta ambulante en las playas y las calles y llevar a cabo actuaciones específicas, sobre todo en los barrios más turísticos, para garantizar la convivencia y el civismo en los espacios públicos.

Junto con los Mossos d’Esquadra y la policía de barrio, la Guardia Urbana ha puesto dispositivos específicos en los puntos de la ciudad con mayor afluencia turística, entre ellos La Rambla, el parque Güell y las plazas del barrio de Gràcia. Además, tiene instrucciones para actuar “de manera preferente” contra aquellas conductas que comporten una alteración de la convivencia o de la degradación del espacio público; recordemos la famosa multa por ir en bañador por la ciudad desde el pasado 29 de mayo, que ya ha impuesto 2 denuncias y ha dado 30 avisos.

Dado que Barcelona será fiesta el día 24 de junio, famosa noche de San Juan, los Bomberos de Barcelona también han preparado un dispositivo especial para el verano con especial incidencia en esa noche y la prevención de los incendios forestales en la sierra de Collserola. Seguro que la brigada de limpieza en Barcelona tiene mucho trabajo el próximo sábado 25, día después de las famosas hogueras en la playa.

En este dispositivo veraniego también participa la empresa TMB (ver plano de metro de Barcelona), que ha reforzado las líneas de autobús con destino a las playas. Por último, para garantizar el cumplimiento del ruido en conciertos de barrios y las fiestas de la Mercè, el ayuntamiento también tiene previsto instalar limitadores acústicos, como ya hizo el verano pasado.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *