28 mayo 2007 La Ciudad, Política

votobarcelona.jpgEl que fuera nombrado alcalde de Barcelona por su predecesor, Jordi Hereu, ha sido elegido por primera vez en unos comicios marcados por el bajísimo índice de participación con una abstención del 50,42%, mientras que en la Generalitat ha sido ligeramente inferior con un 46,23% más de 4 puntos porcentuales comparado con la media del resto de municipios de la Generalitat que se situó en el 46,23%.

Los resultados dan la victoria a los socialistas, aunque perdieran un escaño (pasan de 15 a 14), pero les permitiría gobernar con el tripartito de manera tranquila. Los otros dos partidos de la coalición, pasaron de 5 a 4 escaños cada uno, lo que no arroja un buen balance para la alcaldía. Los 3 escaños que pierde la coalición, los gana CiU que se presenta con 12 como la segunda fuerza más votada.

Jordi Hereu, aunque se mostró contento y victorioso lanzando una frase

Ahora sí que soy el alcalde de Barcelona

se mantuvo cauto por la pérdida de casi el 30% de los votos (182.104 votos frente a los 254.223 de los anteriores comicios en su partido) y quiso transmitir confianza y seguridad para los ciudadanos que le apoyaron prometiendo trabajar para recuperar su confianza. Veremos si lo cumple.

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Cesar

    Es confusa la frase de que la abstención “en la Generalitat ha sido ligeramente inferior con un 46,23%”. Parece decir que ayer también hubo elecciones autonómicas en Catalunya.

  • Gracias por el apunte Cesar, aunque se entiende que si se va a votar a las municipales, aunque se vote en blanco, se vota en las autonómicas.

    Espero que ahora quede más claro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *