29 agosto 2006 BCNhoy

BCNetaGracias a los 13 equipos de limpieza que posee la ciudad para los más de 1.450 kilómetros de conductos subterráneos, se impide que más de cinco mil toneladas lleguen a parar cada año al mar.

Los sedimentos de la red de alcantarillado de Barcelona se limpian con unos vehículos de limpieza hidrodinámica, que actúan sobre los residuos filtrándolos del agua para poder ser reutilizados. Son camiones que respetan el medio ambiente, puesto que están encapsulados, reduciendo la contaminación acústica y usan gas comprimido para moverse.

Además de la principal tarea, tienen como misión vigilar el estado de la red para mantenerla limpia, evitar inundaciones y lo que es más importante, evitar malos olores y la proliferación de ratas e insectos.

Una vez al año es la frecuencia con que se limpian las galerías, aumentando a tres las más cercanas al mar.

Más info: Ajuntament de Barcelona (en catalán)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *