23 noviembre 2016 La Ciudad

fira-santa-llucia-bcn-hoy-5

Cuando se acercan las fiestas navideñas, Barcelona se viste de una manera especial. No solo se realiza el encendido de las luces que aportan su festiva luz para hacer que las compras se realicen a un ritmo más agradable y con el espíritu de la Navidad ya instalado en todos los rincones de la ciudad. Pero esas compras no solo se realizan en las tiendas y comercios, sino que, como es tradición en muchos lugares, se instalan los mercadillos con objetos navideños para decorar nuestros hogares.

Hay varios de ellos en muchos lugares de la ciudad, pero posiblemente el más antiguo y tradicional es la Fira de Santa Llúcia, que se levanta en las inmediaciones de la Catedral de Barcelona. Se tiene constancia de este mercadillo desde el año 1786. En antiguos escritos se describía como se colocaban varias paradas frente a la catedral, donde los feligreses compraban pesebres y figuras de barro para montar el belén en casa.

fira-santa-llucia-bcn-hoy

Con el paso de los años, y llegando ya al final del siglo XIX, en esas mismas paradas se comenzaron a ver otros productos destinados a los niños, así que se fue haciendo algo más festivo, pero sin perder la esencia religiosa que tiene la Navidad. Este año, la Fira de Santa Llúcia llenará el entorno de la catedral de alegría y objetos decorativos de Navidad y regalos para todos del día 25 de noviembre hasta el 23 de diciembre, para que todo el mundo tenga lista la casa para dar la bienvenida a la Navidad.

Es interesante visitar dos veces, una durante el día, pero otra por la noche. En ambos casos, aunque es el mismo mercado, se trata de dos imágenes completamente diferentes y que transmiten una sensación distinta, gracias a las luces que dan vida a las paradas.

fira-santa-llucia-bcn-hoy-2

Por las mismas fechas se celebra también la Feria de Navidad de la Sagrada Familia, que desde el año 1961 es el mercado navideño más popular de L’Eixample. De hecho, este mercadillo comenzó cuando la cantidad de comerciantes que se reunían frente a la catedral era muy grande y no cabían en ese lugar. Algunos decidieron trasladarse hasta el lugar donde se ubica desde el año 1961 y es allí donde aportan su toque a la ambientación navideña.

Un poco más adelante, desde el día 21 de diciembre hasta el 5 de enero se instala la Feria de Reyes en la Gran Vía de les Corts Catalanes, entre las calles Muntaner y Enteza. En esta feria se pueden encontrar detalles relacionados con la llegada de los Reyes Magos, que pone punto y final a las fiestas de Navidad.

fira-santa-llucia-bcn-hoy-3

Todos estos puntos reúnen a los barceloneses pero también a los visitantes, que mantienen viva la esencia de estas fiestas, con sus objetos coloridos y brillantes, pero es posible encontrar más pequeños mercadillos, que permiten que el espíritu navideño sea una constante en las calles. Una fiesta que se transmite a todos los visitantes que tienen Barcelona como destino en estas especiales fechas.

Foto 1 | Flickr
Foto 2 | Flickr
Foto 3 | Flickr
Foto 4 | Flickr

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *