1 octubre 2016 Cultura

molt soroll per no res_barcelona

Los musicales están viviendo una edad de oro, con un gran número de montajes que están haciendo que acudamos a los teatros con muchas ganas de pasarlo bien. La cartelera de las salas de Barcelona están repletas de montajes muy interesantes que unen la interpretación con la música y que es una de las ofertas que más nos atraen, sobre todo porque alguna de ellas nos hacen participar en las obras y formar parte de ellas.

Dagoll Dagom ofrece Scaramouche, un musical basado en la figura de este enmascarado espadachín francés, que se mueve por el París convulso de la Revolución Francesa, que se puede ver en el Teatro Victoria. Esta es la primera obra que presentan tras la celebración de los primeros 40 años de su existencia. Estará en cartel hasta el día 23 de octubre de 2016, así que hay que verla pronto.

En el Coliseum, los integrantes de La Cubana protagonizan esta opereta, como le llaman ellos, escrita por Santiago Rusiñol en el año 1917. La partitura corre a cargo de Joan Vives y para este montaje se cuenta con actores y actrices que han formado parte de la troupe en algún momento y que por diversos motivos la habían abandonado. El telón se levantará el día 29 de septiembre y bajará el día 16 de octubre.

priscilla-reina-del-desierto

Priscilla, Reina del desierto, es una de las películas musicales más aclamadas desde su estreno y ahora llega a Barcelona, con un montaje que ocupará el escenario del Teatro Tívoli desde el día 26 de octubre. Esta obra transcurre a bordo de un autobús que atraviesa el desierto de Australia con tres Drag Queens que van a un bolo. La música de Abba les acompañará durante todo el camino

La revista Mongolia tiene también un musical que llegará hasta Barcelona solo un día y que pondrá sobre el escenario toda la ironía y el humor que se puede encontrar en las páginas de la publicación satírica.

En TNC-sala gran se estrena el musical Molt soroll per no res, la célebre obra de Shakespeare, en una versión traída hasta los años 50 del pasado siglo y que cuenta con la dirección de Àngel Llàcer y Manu Guix y con la música de Cole Porter.

Las carteleras de los teatros de Barcelona se abren a este tipo de espectáculos, que incluso permitirá ver, en pantalla grande y con toda la parafernalia que siempre la acompaña, The Rocky Horror Picture Show, que se proyectará en Almazen Teatre el día 30 de octubre, un gran espectáculo que se ha de disfrutar al menos una vez en la vida.

Vía | Musicales Barcelona

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *