4 julio 2010 La Ciudad, Lugares de interés, Normativa, Noticias, Servicios

Catalunya en miniatura

Los turistas que visiten la ciudad de Barcelona a partir de hoy, o aquellos ciudadanos despistados, verán un nuevo elemento turístico en la Plaça de la Sagrada Família. El Ajuntament ha llevado a cabo una reforma consecuencia de la cual las típicas paradas de recuerdos de la zona, ahora tendrán un diseño más gaudiniano, y de esta forma, se integraran mucho mejor en el paisaje.

Además, ahora las tiendas solo se podrán situar en las calles de Marina y Sardenya, dejando las demás calles que forman la isla de la futura catedral libre.

Las nuevas casetas de recuerdos, que han sido acordadas entre Ajuntament y paradistas, dispondrán de un espacio de 2 metros por 1, tendrán un techo de telas con elementos gaudinianos, y contaran con servicio eléctrico e iluminación propia.

También se regulan los horarios, las paradas podrán abrir de 9 de la mañana a 9 de la noche, y tendrán que dejar el espacio necesario para celebrar los actos que se tengan que celebrar en la zona adyacente de la plaza.

Hasta ahora, esa zona era un verdadero caos de paradas, no solo de recuerdos, sino también de los bares y las paradas de autobús que había en la zona. Con este reordenamiento, la zona queda mucho más amplia, y los ciudadanos podrán utilizar de una forma más extensible las aceras.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *