13 agosto 2017 Eventos

teleferico-montjuic

Cuando queremos salir a cenar, podemos optar por muchos tipos de cenas, restaurantes y propuestas originales. En Barcelona no faltan opciones, pero esta seguro que os va a sorprender. ¿Qué os parecería cenar en un lugar que, a priori no se parece en nada a uno restaurante y no se ha diseñado para comer, precisamente. El teléferico de Montjuic puede ser precisamente uno de esos lugares y desde el 22 de julio hasta el 22 de agosto se habilita cada noche para ofrecer una cena en una de sus cabinas.

La cabina se engalana como si fuera el pequeño reservado de un restaurante, con una mesa con capacidad para hasta seis personas. La reserva ha de hacerse para este número de personas, aunque hay otras posiblidades para tener en cuenta, como por ejemplo, cenar en compañía de la pareja. El evento tiene lugar todos los martes entre esas dos fechas y el menú es acorde con esa especial ocasión.


teleferico-montjuic-cenas-martes

Se compone de un gazpacho de entrada, junto con una miniensalada con queso de cabra. El plato fuerte es un magret de pato confitado con peras. Para terminar la espectacular cena se servirá un postre compuesto por una brocheta de frutas con chocolate caliente. La bebida corre a cargo de Moritz, que entre las cervezas que sirve está el Agua de Moritz, la sin de la popular marca del fabricante de cervezas barcelonés.

La gracia de esta experiencia es disfrutar de las espectaculares vistas que se pueden ver desde el teleférico de Montjuic, que ofrecerá una imagen nocturna de la ciudad, espectacular y brillante. El precio de este pequeño capricho no es muy caro. La plaza cuesta 40 euros por persona, aunque si se trata de una cena en pareja, el precio asciende hasta los 80 euros por persona. De todas maneras, no se trata de la cena en sí, que como hemos visto, no está nada mal, sino de la experiencia única de disfrutar de este trayecto hasta el final del viaje.

Este dura alrededor de una hora y tiene cuatro paradas. Es en esas paradas cuando los camareros acceden a la cabina para ofrecer los platos y rellenar las bebidas, para conseguir que estas estén siempre frías y listas para consumir. ¿Te animas a probar esta cena de altura? Seguro que es algo único.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *