2 octubre 2016

Resistirse a Mentos es como no tener infancia, no querer sacar ese niño que está en tu interior y que de vez en cuando nos hace querer actuar como él, sin miedo a nada, sin vergüenza y de forma totalmente inocente.

Mira el video y verás cómo despierta tu lado más infantil.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas