19 diciembre 2011 Cultura, Lugares de interés

Aunque todos sabemos o hemos oído hablar sobre los orígenes de Barcelona, o hemos podido visitar el museo de Historia donde se conservan las ruinas de la que fuera la Barcino romana, poca gente sabe que, en el casco viejo de la ciudad, se conserva una parte del que antaño fue el templo romano de Augusto.

Seguramente esto se debe al hecho que el templo no está a la vista como otros monumentos, se esconde dentro de un edificio ya de por si histórico, aunque durante muchos años este pedazo de la historia de la ciudad permaneció silenciosamente como parte de la estructura del “nuevo edificio”, actualmente está a la vista para observar sus imponentes columnas.


Para poder verlo nos tenemos que desplazar a la sede social del CEC (Centre excursionista de Catalunya) un punto histórico pues ya de por si el edificio es relevante así como la entidad que alberga, que tiene una de las bibliotecas de montaña más importantes de Europa.

Aunque el lugar no es difícil de encontrar, no se esperen encontrar con un gran reclamo turístico, de hecho puedes pasar por delante sin percatarte de que allí hay un templo. Ante posibles decepciones, cabe destacar que solo se conserva una parte muy pequeña del templo, aunque el solo hecho de descubrir que este tesoro está en la ciudad ya se merece la visita.

La dirección es calle del Paradís, número 10 (Distrito de Ciutat Vella). Al entrar al edificio veréis las indicaciones que os guiarán al espacio.

Éste link os da la situación exacta.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *