3 agosto 2015 Cultura, Lugares de interés

casaLleoiMorera_bcnhoy_14

Barcelona es una de esas ciudades en las que siempre hay algo que ver o hacer, ya seas turista o no, y cualquier rincón puede tener algo que llame tu atención. La gastronomía, el arte y la cultura, la música, su historia, las compras, la playa, etc. Cualquiera que sea tu interés lo verás recompensado dando una vulta por sus calles.

Y si hablamos de calles no podemos dejar de lado el mítico Passeis de Gràcia, punto neurológico de la ciudad donde se sitúan las boutiques de moda como Chanel o Tiffany. Donde puedes comer en restaurantes galardonados con estrellas Michelin, como el de Carme Ruscalleda ‘Moments’; o visitar edificios emblemáticos como Casa Batlló, La Pedrera o la menos conocida Casa Lleó i Morera.

casaLleoiMorera_bcnhoy_07

Esta última, de Lluís Domènech i Montaner, se encuentra en la famosa Manzana de la Discordia junto a Casa Batlló, de Antoni Gaudí, y Casa Ametller, de Josep Puig i Cadafalch. Es un edificio modernista reconstruido entre 1902 y 1905, y es una de las tanats joyas del Modernismo que puedes visitar en Barcelona.

En la Casa LLeó i Morera puedes observar un gran abanico de disciplinas artísticas de la época agrupadas bajo un mismo techo. Es un referente en el que no solo el arquitecto cobra vida sino otros artistas encargados de reproducir vidrieras, mosaicos, tallas de madera, cerámicas, esculturas y mucho más.

casaLleoiMorera_bcnhoy_01

Durante su recorrido puedes visitar la primera planta de la residencia de la familia Lleó i Morera, acutalmente en propiedad de la empresa inmobiliaria Núñez i Navarro. Nada más subir a la primera planta y tras un pequeño resumen con diapositivas para ponernos en situación podemos visitar el salón y la tribuna, un espacio en el que destacan unos grandes ventanales que dan al mismo Passeig de Gràcia. La marquetería, obra de Gaspar Homar, y el mármol decorado con pan de oro es muy llamativo. Seguida se encuentra la sala de billar, un espacio donde la familia recibida a los invitados en un ambiente ocioso.

El vestíbulo y el pasillo no se quedan atrás y son muy llamativos gracias a sus esculturas, obra de Eusebi Arnau, en las que se narra la historia de una tradicional canción de cuna catalana ‘La nodriza y el Infante Rey’, muy trágica pero que representa muy bien la historia de la propia familia LLeó i Morera. También se puede observar una representación de Sant Jordi, el Dragón y la Princesa. Los suelos, decorados con mosaicos, de Mario Maragliano, de estilo romano se conservar de origen.

casaLleoiMorera_bcnhoy_07

Seguido encontramos los dormitorios de los señores de la casa, a un lado el de la esposa y al otro el del esposo. Los dos decorados con suelos de pavimento hidráulico, hechos por Mosaicos Escofet y diseñados por Domènech i Montaner, una técnica catalana de la época en la que el mármol se tintaba y se unía al cemento mediante una prensa hidráulica. Los motivos de decoración son la naturaleza con flores y libélulas.

Seguidamente encontramos el comedor, donde las paredes se dividen en siete mosaicos decorados con escenas campestres de la burguesía. Podemos ver que los rostros y las manos de las figuras están realizados con porcelana, por Antoni Serra. lo que más destaca de este espacio es su amplio ventanal decorado con una vidriera con escenas de naturaleza, realizada por Antoni Rigalt i Jeroni F. Granell. Esta vidriera se esiende por toda la fachada posterior, en la que cada planta representa una de las etapas del árbol de la vida.

casaLleoiMorera_bcnhoy_08

Esta estancia da a un patio interior en el que se puede ver de fondo un muro con un árbol que representa una Morera en honor al apellido familiar. Además hay un pequeño lavadero que era utilizado por las criadas para lavar la ropa de la casa y tenderla en el mismo patio.

La visita guiada se ofrece tanto en catalán, castellano, inglés como francés en diferentes horarios a la largo del día. Hay dos tipos de visitas: la express, con una duración de 30 minutos y 12 euros, y la normal, con una hora de duración y un precio de 15 euros.

Sin duda una visita muy recomendable, tanto si eres turista como no, ya que nunca esta de más conocer un poco más de cerca la historia de la ciudad y sus edificios históricos. Una vista muy amena y atractiva, tanto por la experiencia como por la visita en general.

Página oficial | Casa Lleó i Morera

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *