22 octubre 2012 Noticias, Servicios

Cada mañana las zonas próximas a los colegios se convierten en un caos llenos de coches parados en doble fila, atascos y mucho más. Por este motivo se ha creado la iniciativa de ofrecer parking gratuito a los padres que lleven a los niños al colegio en coche.

La prueba piloto se está llevando a cabo en Sarrià, donde se ofrece aparcamiento gratuito para estancias de menos de 20 minutos en dos franjas horarias muy amplias de mañana y tarde.

Con esta nueva iniciativa se pretende evitar problemas de circulación, pero puede crear conflictos entre centros que tengan este servicio y los que no por falta de aparcamientos u otras razones. Además, de levantar asperezas por no fomentar el uso de transporte público.

Según sus creadores, esta iniciativa pretende resolver los problemas de circulación ocasionados por los recientes cambios en la vía debidos a la nueva red de autobuses de la ciudad condal. Antes de los cambios los padres tenían unas costumbres, pero ahora no disponen de tantos espacios ni posibilidades así que entorpecen más la circulación con sus paradas.

Según el concejal del Distrito de Sarrià-Sant Gervasi, Joan Puigdollers, enseguida se dieron cuenta de que con estos cambios en las líneas de autobuses habría problemas en la circulación. Debido al poco uso del aparcamiento de BSM que hay en la zona se planteó que los padres utilizarán los aparcamientos municipales de forma gratuita durante la entrada y salida del colegio.

La prueba piloto se está llevando a cabo sin necesidad de acreditar a los padres de los colegios por el momento, ya que la zona de entrada al parking es poco transitada y se encuentra en obras, por lo que no hay demasiada demanda de usuarios a día de hoy.

Según el servicio de Barcelona Serveis Municipals, durante las últimas semanas, más de 30 usuarios se han beneficiado de este nuevo servicio entre las 9 y las 10.15 horas y entre las 16.20 y las 18.25 horas. En caso de superar los 20 minutos, los usuarios están obligados a pagar la totalidad de la estancia.

De momento la prueba piloto parece que funciona pero no será válida hasta pasado el primer trimestre lectivo. Desde ese momento BSM y los colegios podrán evaluar su utilidad y su continuidad.

Por el momento parece que el servicio trae muchas ventajas pero cabe evaluar si se puede aplicar a otras zonas o cómo afectará al resto de usuarios de este servicio que no podrán beneficiarse de estas ventajas. Cabe la posibilidad de replantear la iniciativa y simplemente ofrecer tarifas reducidas, abonos u otros a los usuarios de corta estancia según las franjas horarias.

Tanto en esta zona de Barcelona como en otras, la movilidad para ir a los centros educativos supone un problema desde hace mucho tiempo. Se han intentado instalar líneas de autobuses privados que hagan rutas por los diferentes colegios y zonas; y se ha intentado fomentar el uso de transporte público.

Pero de momento parece que los padres se resisten un poco a creer en otras formas de movilidad que no sean el coche propio, simplemente por comodidad y seguridad según afirman.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *