13 junio 2017 La Ciudad

playas-barcelona-verano1

La costa urbana de Barcelona permite que las playas de la ciudad reúnen a una buena cantidad de visitantes, tanto a vecinos de la ciudad como a los que llegan para disfrutar de sus vacaciones en ella. La longitud total de las playas de Barcelona ocupa unos 4,5 kilómetros, divididos en 10 playas, el espacio de ocio al aire libre más grande de la capital catalana. Todas las playas están consideradas como urbanas y pertenecen a los barrios de Ciutat Vella y Sant Martí.

Aunque su privilegiada situación permite que se puedan utilizar durante todo el año, es a partir del día 29 de mayo cuando comienzan, oficialmente, los gres meses que suelen ocupar el mayor número de bañistas, los meses de verano donde se agradece poder sumergirse en el Mediterráneo para refrescarse y sofocar el calor que reina en toda la zona.

Las diez playas están preparadas para recibir a todos los usuarios, que pueden estar seguros de que contarán con todos los servicios que convierten a estas playas en lugares muy adecuados para todos, desde los niños hasta los más mayores. También están consideradas como playas accesibles, que permiten a las personas con movilidad reducida disfrutar del baño.

baño-asistido-playas-barcelona

Todos los servicios durante esta temporada alta están abiertos a partir de las 10:30 horas de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, desde los puestos de socorrismo hasta los servicios de playa accesible. Además, en las playas de la Barceloneta, el Bogatell y la Nova Mar Bella cuentan con servicios de información, abiertos con el mismo horario.

En cuanto a la presencia de perros en las playas de Barcelona, estos pueden estar durante casi todo el año, excepto en los periodos de máxima afluencia de personas, que son la Semana Santa y los meses de junio a septiembre. Pero los que quieren visitar la playa con sus mascotas cuentan con un espacio delimitado en la playa de Llevant. Las normas son las normales en estos espacios, es decir, tener vigilados y controlados a nuestros amigos de cuatro patas y extremar la limpieza y recogida de excrementos.

Playas de barcelona para perros 2

Para ayudar a los usuarios, hay dos personas que realizan acciones de información y control, que solo permiten la entrada a perros con microchip y que tienen a disposición de los usuarios bolsas para la recogida. También hay una ducha para perros y un abrevadero para que combatan la sed causada por el calor de estos meses tan calurosos.

Por supuesto, los perros de asistencia, como los lazarillos o que cumplan con una función de acompañamiento tienen el acceso a todas las playas y son bien recibidos en las zonas de baño. El verano puede ser especialmente duro en Barcelona, pero las playas de la ciudad ayudan a ofrecer un respiro a ese sofocante calor.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *