22 mayo 2010 Noticias, Política

Circulacion

El Alcalde Jordi Hereu debe pensar que es peor el “remedio que la enfermedad” ya que parece que se le multiplican los problemas sobre la consulta de la Diagonal.

No hace ni un mes del gran fracaso de la consulta, que el equipo encargado de la consulta ha puesto a disposición del público diferentes estadísticas sobre la votación. Esta demostración de transparencia ha sido más bien mal recibida por la ciudadanía, que básicamente se pregunta cómo ha tenido acceso la organización a toda esa información.

El consistorio ha elaborado estadísticas por edades, sexo y lugar de empadronamiento. Información que es totalmente imposible de saber si no se ha accedido a más datos que el simple voto de los ciudadanos.

Así que de nuevo la polémica gira sobre la seguridad de los datos en la propia consulta y de las diferentes medidas que algunos partidos e instituciones plantean emprender por supuestas vulnerabilidades en los derechos de privacidad de miles de ciudadanos.

Los datos estadísticos en si, realmente han pasado a un segundo término, aún así, cabe destacar el dato curioso de que justamente los dos barrios donde hubo más oposición a la reforma de la Diagonal eran los dos principales barrios por donde transcurre la propia Diagonal.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *