31 mayo 2007 La Ciudad

En la ciudad condal han tenido la gran idea de plantar árboles, flores y arbustos en las zonas en la que los jóvenes solían reunirse para practicar el botellón, con el fin de reducir esta practica, que no esta muy bien vista por la mayoría de la población y a su vez enriquece a Barcelona de más zonas verdes.

Plaça Catalunya


Los jóvenes suelen elegir las zonas de césped para practicar el botellón, el cual quedaba dañado y mal visto, como por ejemplo el de la rambla del Raval. Ahora se intentará conservar más el césped con la plantación de plantas y flores, a la vez que se reducirá la practica del botellón estas zonas.

Ya se han plantado 9000 rosales amarillos en Plaza Cataluya, con este fín. Esta práctica de aumentar las zonas verdes de Barcelona empezó en el 2006, año durante el cual se plantaron 451.893 plantas que no necesitan de tanta agua para subsistir y que tienen flores durante 10 meses del año.

A parte del problema del botellón, que aunque esta prohibido por la ordenanza se sigue practicando, también se han plantado árboles en diferentes jardines de la ciudad con tal de evitar la práctica del fútbol y otros juegos sobre el césped.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *