Los Nasty Mondays de la Sala Apolo, una noche para bailar en Barcelona

Los Nasty Mondays de la Sala Apolo, una noche para bailar en Barcelona

Escrito por: Victor Alós    9 marzo 2017     Sin comentarios     2 minutos

La Sala Apolo propone desde hace doce años una fiesta que tiene lugar las noches de los lunes y que atrae a muchas personas en un día en el que no se sale

Las noches en que todos salimos a disfrutar suelen ser las del fin de semana, cuando no hay obligaciones al día siguiente y podemos darlo todo en la pista de los locales de ocio nocturno. Pero Barcelona es una ciudad especial y todo lo que ofrece tiene su particularidad. Entre esas cosas, nos encontramos con algo que rompe con los estereotipos de la noche y que nos permite disfrutar de una sesión de música una noche en que no es normal encontrarse con ellas, los lunes.

La Sala Apolo ofrece, desde hace 12 años, una sesión especial cada noche del lunes donde se puede disfrutar de música de estilos muy variados, desde el rock, a un estilo indie, Rock Electrónico, Garage y mucho más, para que el pulso de la noche barcelonesa no se detenga nunca. Esta sesión recibe el nombre de Nasty Mondays y gracias a sus dos impulsores, Mad Max y Soren, disc-jockeys y showmen, se ha conseguido alcanzar los doce años de música y fiesta durante los lunes.

nasty-mondays

Los asistentes al local ubicado en la calle Nou de la Rambla número 113 no saben qué se van a encontrar en cada sesión. La improvisación es una de las cosas que más gusta. No hay un estilo dominante, al menos, de entrada. Las canciones se van sucediendo y se puede bailar unos temas de lo más variado. Lo importante es la variedad y la calidad de las sesiones.

En cuanto al público que asiste a los Nasty Mondays, no hay un tipo estándar. Nos podemos encontrar tanto con un joven skater que ha estado toda la tarde disfrutando de su tabla, como a universitarias que buscan evadirse un rato de la presión de las clases o a ejecutivos que terminan su jornada laboral, cenan y deciden acudir a soltar adrenalina y divertirse una noche en la que parece estar prohibido hacerlo.

En la mesa, los dos responsables del evento y los DJs invitados ofrecen lo mejor de su repertorio para para hacer que la noche no se acabe y los asistentes puedan continuar saltando, bailando y pasándolo bien. El precio suele estar en los 15 euros por adelantado, más los gastos de gestión y 16 euros en taquilla. La Sala Apolo es una de las más populares de Barcelona y no solo ofrece esta sesión fuera de noches “habituales“, ya que también hay otros eventos todos los demás días de la semana.

Fuente y fotos | Facebook Nasty Mondays


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.