Las facturas del hogar por las nubes: cómo ahorrar en invierno

Las facturas del hogar por las nubes: cómo ahorrar en invierno

Escrito por: Marc    17 enero 2019     Sin comentarios     3 minutos

España tiene diferentes ecosistemas, pero algo que caracteriza a la mayoría de sus regiones es el frío en invierno. Y eso hace que las facturas de consumo relacionadas con el hogar (calefacción, agua y electricidad) se disparen en invierno.

España tiene diferentes ecosistemas, pero algo que caracteriza a la mayoría de sus regiones es el frío en invierno. Y eso hace que las facturas de consumo relacionadas con el hogar (calefacción, agua y electricidad) se disparen en invierno. Debido a esto, muchos hogares eligen usar barbacoas y estufas de gas para ahorrar un poco en las facturas.

Ahorrar en calefacción

Independientemente de que haga mucho o poco frío, todos necesitamos calentar nuestro hogar en invierno aún en zonas cálidas. Algunos hogares usan radiadores eléctricos, otros utilizan calefacción de gas y otros pocos tienen su propia chimenea. Este último medio es más económico pero sólo al alcance de unas pocas familias. Entonces, una solución práctica para la mayoría de hogares es usar estufas de gas.

Calor Estufa Bcnhoy

Las estufas de gas suelen ser fáciles de transportar debido a su ligero peso. Eso permite ubicarlas en la zona más propicia para repartir el calor al resto de la vivienda. Y lo mejor de todo es que se puede controlar muy bien el gasto, ya que conociendo el precio de una bombona de gas y el tiempo de duración se puede optimizar al máximo y evitar gastar demasiado.

Algunos consejos útiles son:

  • Tener una bombona extra cuando se prevean varios días seguidos de temperaturas extremas.
  • Ubicar la estufa en zonas del hogar que sean amplias y estén ventiladas.
  • No poner la temperatura al máximo y apagarla un poco antes de ir a dormir.

Estufa Bcnhoy

Las estufas de gas no son tan peligrosas como se creía unos años atrás. Aunque si hay niños en casa tal vez sea mejor optar por una estufa catalítica en vez de una radiante. Y, además, mantenerla alejada de los niños y separada de muebles u otros objetos susceptibles de quemarse.

Ahorrar en la cocina

En invierno apetece más comer “de cuchara”, es decir, comidas de olla como cocido, lentejas y otros tipos de guisados. Eso puede encarecer el gasto de luz o gas, dependiendo de si se usan hornillos tradicionales o vitrocerámicas eléctricas. En ambos casos se puede ahorrar algo de gasto optimizando bien su uso.

Una forma útil de ahorrar es aprovechar para cocinar todo lo que se pueda de una vez. Haciendo suficiente cantidad de comida se puede gastar en varias veces. Por ejemplo, algunas personas cocinan el domingo para tener la comida hecha el resto de la semana, teniendo sólo que calentarla un poco antes de tomarla.

Un consejo muy útil en vitrocerámicas es apagar el fuego un poco antes de que la comida llegue a su punto final de cocinado, porque el fogón sigue caliente un tiempo después y así se evita desperdiciar ese calor remanente.

Vitroceramica

Otra opción para cierto tipo de comidas es utilizar barbacoas de gas. Son más sencillas y limpias que las tradicionales y se pueden aprovechar para asar carne o verdura. Y no sólo se ahorra energía sino que las comidas son más sanas.

Definitivamente sí se puede ahorrar dinero en las facturas del hogar sin sacrificar el bienestar de la familia. Sólo hay que optimizar bien el uso que damos a la calefacción y la cocina siguiendo estos sencillos consejos.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.